• Vida y Deportes

Análisis de los Minnesota Vikings previo a la temporada regular de la NFL 2020

Los Minnesota Vikings estaban con $10 millones de dólares por encima del tope salarial al empezar la llamada temporada baja. Lograron acomodar sus números al acordar renovaciones con Kirk Cousins y Danielle Hunter, jugadores clave en ofensiva y defensiva, pero tuvieron que darle las gracias a otros jugadores con contratos excesivamente caros y que su producción en el campo no justificaba el precio de dichos contratos. Extrañarán sobre todo a Stefon Diggs y Everson Griffen, pero no del todo a los esquineros Trae Waynes, Mackensie Alexander y Xavier Rhoades, que nunca pudieron dar el salto de calidad que se esperaba de ellos.


El cambio hecho por Diggs deja un hueco en el departamento de receptores, pero le ha permitido al equipo traer jugadores jóvenes a precio bajo con las selecciones del Draft que se han adquirido. Los Vikings eligieron 15 este año, la mayor cantidad para cualquier equipo en la Era de siete rondas que comenzó en 1994, y tienen al menos 11 para el próximo año tras el cambio por Yannick Ngakoue, que de alguna manera logran acomodar en el tope salarial gracias a que el ala defensiva aceptó bajarse 5.5 millones el sueldo para salir de Jacksonville. El equipo que llegó a la ronda divisional de la temporada pasada quizá sea el favorito en la NFC Norte, y esto porque ninguno de los cuatro equipos de esa división apunta a ser contendientes dentro de la Conferencia Nacional.


Los Vikings podrían elevar sus aspiraciones si su entrenador en jefe Mike Zimmer se deja de terquedades y se decide abrirle la puerta a la modernidad. El coach es el encargado de la defensiva y en lugar de instalar a una ofensiva agresiva para crear esas ventajas propias y que la defensa se encargue del rival que debería estar desesperado y predecible; él piensa que lo mejor es controlar el reloj de juego y no tomar riesgos innecesarios cuando su equipo tiene el ovoide. Los Vikings fueron el equipo que más corrió en segunda y largo, pensando que es una mejor idea llegar a tercera y 'manejable', cuando toda la evidencia apunta que lo mejor que puede pasarte es no llegar siquiera a tercera oportunidad, al aprovechar las primeras oportunidades en que las defensivas están con su personal básico, cuando tienen que considerar tanto la carrera y el pase.

Dalvin Cook tuvo una gran 2019, aunque de nuevo se lesionó y sus números bajaron en la segunda mitad de la temporada. Es uno de los mejores corredores de la liga, pero eso no quiere decir que deban darle más el balón, sino aprovechar la atención que roba para usar jugadas de engaño, en las que Cousins brilló.

Para esta temporada que está por comenzar hay un nuevo coordinador, Gary Kubiak, quien tiene el respaldo de haber estado con Mike Shanahan en los equipos que ganaron el anillo de Super Bowl con los Broncos de John Elway, y luego hizo lo mismo con Peyton Manning. Kubiak tratará de darle un cambio algo interesante a la ofensiva púrpura, pero quizá no sea tan profunda como los aficionados esperan. Con Kubiak al frente de las decisiones ofensivas se espera que los Vikings lancen más en primeras oportunidades y sean más agresivos, esto siempre y cuando Zimmer diga la última palabra.

Con la partida de Diggs, se espera que el novato Justin Jefferson llene ese hueco para trabajar junto a Adam Thielen, pero se espera que todavía manden formaciones con doble ala cerrada con Irv Smith y Kyle Rudolph, en las que Kirk Cousins se siente mejor en la bolsa de protección.


Ngakoue llega para de alguna manera hacerse cargo del trabajo que hacía Everson Griffen, el cual fue sacrificado a nivel salarial al optar por mantener a Anthony Harris, co-líder en intercepciones en la NFL y que junto a Harrison Smith forma una de las mejores duplas de safeties de la liga.

La defensiva necesita que los esquineros eleven su desempeño, porque ahí es donde los Vikings sufrieron el año pasado. Mike Hughes debería ser su principal esquinero, Holton Hill tendrá la oportunidad de su vida, sin embargo el novato Cameron Dantzler de Mississippi State que en su último año en el SEC, solo le lanzaron 28 veces en su dirección porque sabían que era mejor evitarlo, podría ser la gran revelación.


El último punto a destacar para que la defensiva funcione de mejor manera en el 2020 es no poner a Anthony Barr a cubrir corredores y ala cerrada, porque lo queman sin piedad, como pasó en el juego de playoffs de la temporada pasada ante los 49ers. Debería asignar esa responsabilidad más a Smith y Harris, que son mucho mejores, y no dar ningún tipo de ventajas al rival y usar a Barr para presionar, donde es mejor.


Los Vikings, con Kirk Cousins, son sólidos pero sin ser espectaculares. Le ganan a los que deben y sufren con los mejores equipos. Estar entre los contendientes, para 2020, es un tema a discusión, aunque con la llegada de talento joven para esta temporada, podrían acelerar el proceso y por fin dar el siguiente paso para convertirse en un equipo de elite.

Altas y bajas principales de los Vikingos de Minnesota en la agencia libre 2020

Contrataciones: Michael Pierce (DT, Ravens), Anthony Zettel (DE 49ers), Yannick Ngakoue (DE Jaguars)

Bajas: Stefon Diggs (WR Bills en cambio), Trae Waynes (CB, Bengals), Linval Joseph (DT, Chargers), Stephen Weatherly (DE, Panthers), Andrew Sendejo (FS, Browns), Laquon Treadwell (WR, Falcons), Mackensie Alexander (CB Bengals), Xavier Rhodes (CB Colts)

Posibles titulares a la ofensiva

Quarterback: Kirk Cousins

Corredor: Dalvin Cook

Receptores: Adam Thielen, Justin Jefferson

Ala cerradas: Kyle Rudolph, Irv Smith

Línea ofensiva: Riley Reiff, Dakota Dozier, Garrett Bradbury, Pat Elflein, Brian O'Neil

Posibles titulares a la defensiva

Linieros defensivos: Danielle Hunter, Jaleel Johnson, Shamar Stephen, Yannick Ngakoue

Linebackers: Anthony Barr, Eric Kendricks

Profundos: Mike Hughes, Holton Hill, Cameron Dantzler, Anthony Harris, Harrison Smith



© Proudly created by Vida y Deportes 2018