• Vida y Deportes

Fue una tarde de terapia con delfines

El corredor de los Vikings Dalvin Cook tuvo 136 yardas y dos anotaciones en 19 acarreos y la ofensiva de Minnesota nuevamente se comprometió a establecer su ataque terrestre para obtener una victoria 41-17 sobre los Miami Dolphins el domingo en el U.S. Bank Stadium.


Latavius ​​Murray agregó 68 yardas terrestres y los Vikings anotaron en cada una de sus tres primeras posesiones bajo el coordinador ofensivo interino Kevin Stefanski.

Anthony Barr y Danielle Hunter tuvieron cada uno dos de las nueve capturas del mariscal de campo de los Dolphins Ryan Tannehill.

Minkah Fitzpatrick devolvió una intercepción 50 yardas para un touchdown en el segundo cuarto y Kalen Ballage anotó en una carrera de 75 yardas en la primer jugada de la segunda mitad para acercar a los Dolphins 21-17. Pero en sus siguientes cinco posesiones la ofensiva no funcionó y acumularon menos de 27 yardas en 16 jugadas.


Tannehill terminó con 11 pases completo de 24 intentos para 108 yardas, ya que los Dolphins se llevaron solo su quinta derrota en los últimos 17 juegos que inició y vieron que su oferta de comodines en la AFC recibió un duro golpe. New England aseguró a la AFC Este con la derrota de Miami.

Aunque Chicago ganó la NFC Norte al vencer a Green Bay, los Vikings, ahora con récord de 7 ganados, 6 perdidos y 1 empatado, dieron un paso crítico para regresar a la postemporada. Con un triunfo y suficiente ayuda de otros equipos involucrados, podrían obtener el segundo puesto de comodín la próxima semana.

Kirk Cousins ​​lanzó pases de touchdown a Stefon Diggs y Aldrick Robinson mientras completaba 14 pases de 21 intentos para 215 yardas para los Vikings. Miami cedió más de 30 puntos por un sexto juego esta temporada y más de 400 yardas por novena vez este año.


Los Vikings se mantuvieron por debajo de 285 yardas totales en Seattle la semana pasada por cuarta vez en sus últimos cinco juegos. Así que el entrenador Mike Zimmer hizo un último intento para salvar la temporada al despedir al coordinador ofensivo de primer año John DeFilippo y promover a Stefanski para que lo reemplace.

La chispa que Zimmer estaba buscando causó impacto de forma inmediata, al conquistar una victoria en casa después de dos semanas difíciles jugando como visitantes. Solo necesitaron 19 jugadas, manteniendo el ovoide con su ataque terrestre, para cruzar la línea de gol en cada una de sus tres primeras posesiones. Cousins, quien ha operado en formación escopeta durante la mayor parte de la temporada, estuvo en esta ocasión manteniéndose en la bolsa de protección mientras completaba sus primeros siete pases con una gran dosis de play action.


Con 202 yardas, los Vikings cosiguieron el yardaje más alto en un primer cuarto en toda la temporada de la NFL y fueron sus puntos más altos en los primeros 15 minutos desde que visitaron a Arizona el 9 de octubre de 2011, cuando anotaron 28 puntos.

Los equipos especiales también fueron efectivos para Minnesota, con Dan Bailey haciendo los cinco puntos extra y ambos intentos de gol de campo. Marcus Sherels armó una de esas patadas con un retorno de despeje de 70 yardas y sumó 116 yardas en cinco regresos.

Los Vikings jugarán en Detroit el próximo domingo.

#Skol

#Vikings

#MIAvsMIN



© Proudly created by Vida y Deportes 2018