• Vida y Deportes

La nueva defensiva de los Vikings no pudo controlar a Aaron Rodgers y pierden ante Green Bay

El mariscal de campo de los Green Bay Packers, Aaron Rodgers, aprovechó al máximo la inexperiencia de los esquineros de los Vikings y la falta de aficionados en U.S. Stadium para iniciar su 13ra temporada como quarterback titular con el equipo de la Bahía Verde para lanzar 364 yardas y cuatro pases de touchdown, y los Packers derrotaron el domingo 43-34 a los Vikings.


Tal como se anticipaba, el receptor Davante Adams fue el mayor beneficiario, al imponer una marca personal y empatar un récord de la franquicia con 14 recepciones para 156 yardas y dos anotaciones. Marquez Valdes-Scantling y Allen Lazard también llegaron a las diagonales, y Green Bay no tuvo problemas para lidiar con una defensiva de Minnesota con muchos cambios para esta temporada para reducir la nómina debido a los grandes contratos que recibieron el quarterback Kirk Cousins y el running back Dalvin Cook.

El corredor Aaron Jones corrió para 66 yardas con una anotación para los Packers, que tuvieron su mayor cantidad de puntos ante los Vikings desde un triunfo de 44-31 en el Metrodome el 27 de octubre de 2013.


Por su parte los Vikings con su corredor Dalvin Cook tuvo 12 acarreos para 50 yardas con dos anotaciones y dos conversiones de dos puntos. El receptor Adam Thielen terminó con seis recepciones para 110 yardas, dos touchdowns y otra conversión, pero Cousins se quedó muy corto con un envío en su dirección en el último minuto de la primera mitad. El esquinero Jaire Alexander, quien también registró un safety, terminó con una intercepción. Once segundos después, Rodgers encontró a Valdes-Scantling para una anotación de 45 yardas que colocó el marcador 22-7 al descanso.





© Proudly created by Vida y Deportes 2018