• Vida y Deportes

Llenos de pólvora


Hace poco más de un mes, los Mellizos tuvieron una majestuosa exhibición de jonrones, conectando ocho de ellos en una victoria sobre los Orioles en Baltimore. En ese momento, el manager Rocco Baldelli lo calificó como una de las mejores noches ofensivas que jamás había visto.

Pero en las primeras etapas de la temporada, los Mellizos han estado convirtiendo lo que normalmente serían noches ofensivas especiales en, bueno, algo normal.

El jueves, durante el juego para recuperar el que se había suspendido por razones de lluvia un día antes, los Mellizos igualaron el récord de su club para un solo juego con ocho jonrones. Derrotaron a los Angels 16-7 en el final de la serie en el Angel Stadium para de paso sacar la barrida, aprovechando al máximo su día extra en el sur de California.

Fue la cuarta vez en esta temporada que los Mellizos han bateado al menos seis jonrones en un juego. Los otros 29 equipos han tenido tres juegos de este tipo. Minnesota está en camino de batear 324 jonrones, lo que rompería el récord de las Grandes Ligas con 267 jonrones establecido por los Yankees la temporada pasada.


Miguel Sano contribuyó con su primer juego de jonrones múltiples desde 2017, y Jonathan Schoop tuvo su primer juego de jonrones múltiples desde el sábado cuando los Mellizos anotaron 18 carreras contra los Marineros de Seattle.

Los Mellizos terminaron su viaje por la costa oeste con 6 victorias y una derrota, conectaron 22 jonrones y superaron a los Astros de Houston por el mejor récord de las mayores. Jorge Polanco, Eddie Rosario, Max Kepler y C.J. Cron también conectaron cuadrangulares.

Con Cuatro jonrones en solo 2 entradas y 2/3 hicieron que efectivamente terminara el juego para el abridor de los Angelinos, Matt Harvey. Recibió una gran cantidad de abucheos de los fanáticos de los Angels cuando el manager Brad Ausmus salió al montículo para hablar con él.


#MNTwins



© Proudly created by Vida y Deportes 2018