• Vida y Deportes

Vuelven a perder, los Loons no encuentran la salida a la mala racha

El Minnesota United regresó al BBVA Stadium para enfrentarse al Houston Dynamo. Después de sacudir la alineación en el medio tiempo contra el FC Dallas la semana pasada y enfrentar la perspectiva de otro juego este domingo en casa en el Allianz Field, el director técnico Adrian Heath optó por rotar el equipo nuevamente. Las nuevas incorporaciones al once inicial incluyeron a James Musa en la línea de fondo, Marlon Hairston como parte de los tres del medio campo y Raheem Edwards y Mason Toye arriba en una formación 4-3-3 a la que los Loons han estado trabajando con más frecuencia. Mientras que los Loons comenzaron agresivamente, presionando y recuperando más la pelota en la primera mitad, las fallas defensivas y el ataque efectivo de Houston trajo como consecuencia que el Minnesota United saliera con un resultado adverso de 3-0, para cosechar cuatro derrotas en fila para los Loons.


Aunque la gran novedad de esta semana para Minnesota United fue el fichaje del nuevo Jugador Designado Emanuel “Bebelo” Reynoso, el mediocampista argentino inició el partido en el banquillo tras cinco meses sin partido. Los Loons se enfrentaron a un par de atacantes motivados y ansiosos por mostrarse ante su antiguo club, Christian Ramírez y Darwin Quintero. Aunque Minnesota hizo todo lo posible para tomar la iniciativa en el encuentro fue Houston quien tuvo la posesión al principio del juego. El Dynamo estaba listo para contraatacar y en el minuto 28, Quintero finalmente consiguió su revancha cuando el mediocampista Memo Rodríguez mantuvo a raya a la defensa antes de abrirse paso en el área y repartirla al colombiano, quien realizó un disparo con la pierna derecha para poner a Houston 1- 0.


Los intentos de Minnesota United de hacerse con el control del juego a partir de ahí se vieron frustrados por la incapacidad de mantener la posesión y evitar inocentes pérdidas de balón en el medio campo. Ya sea por la falta de familiaridad sin su incondicional capitán Osvaldo Alonso o la fatiga del juego del fin de semana pasado o algo completamente diferente, los Loons lucharon toda la noche para pasar el balón por el medio del campo con confianza.

Poco después del inicio de la segunda parte, Ramírez y Niko Hansen dejaron paso al delantero Ariel Lassiter y al extremo Alberth Elis en el minuto 55. Rápidamente, los dos se pusieron a trabajar para conectarse entre ambos y poner en apuros al Minnesota United. En el minuto 65, un balón a profundidad encontró a Elis en la banda derecha y centró suavemente hacia Lassiter que remató sin problemas para el 2-0. Y luego, en el minuto 70, Lassiter puso en la congeladora el juego después de una ingeniosa interacción con Elis para poner el marcador final 3-0.


En el minuto 71, los fanáticos de los Loons vieron por primera vez a Reynoso cuando entró por Jan Gregus para obtener sus primeros minutos para el Minnesota United. En los 20 minutos restantes más o menos, Reynoso mostró fuertes dotes en cuanto a posesión y distribución del balón, proporcionando una muestra de sus habilidades y generando esperanzas de que la considerable inversión del equipo en el jugador de 24 años dará sus frutos con éxito en el futuro cercano.

Pero finalmente, los Loons no pudieron reunir suficiente consistencia o coherencia para montar una seria amenaza para el Dynamo, que superó en todos los aspectos del juego. Ahora el Minnesota United intentará dejar atrás la mala racha cuando reciban al Real Salt Lake el domingo en el Allianz Field.



© Proudly created by Vida y Deportes 2018